Flora y Fauna

-flora.

El ecosistema arbóreo natural primario y secundario que actualmente se halla sin intervención humana, está constituido de un piso vegetal de especies nativas de cada zona con una altura superior a los 10m, que presenta una formación vegetal leñosa densa, pluri estratificada y con alto porcentaje de mezcla de especies forestales. Parte de esta área se encuentra protegida por formar parte del SNAP (Sistema Nacional de Áreas Protegidas).

Las áreas de influencia se encuentran compuestas de vegetación arbórea, observada en bordes de los ríos, quebradas, también como árboles solitarios en pastizales. En general los taludes tienen presencia de vegetación arbórea, arbustiva y herbácea. Además es frecuente la presencia de frutales y cultivos familiares.

326.png

327.png

ÁREAS PROTEGIDAS.

 

En la parroquia existen dos áreas protegidas: la zona de amortiguamiento del Parque Nacional Sumaco-Napo-Galeras y el Bosque Patrimonio Forestal  del Estado; estas zonas ocupan una pequeña parte del territorio parroquial y se localizan en las comunidades de San

Pedro del Río Coca y General Guami.

ZONAS DE VIDA.-

La parroquia por su ubicación constituye parte de las formaciones naturales presentes en el área amazónica caracterizada por el bosque siempre verde de Tierras Bajas de la Amazonía (bsvTB) y bosque siempre verde Pie Montano de las Cordilleras Amazónicas (bsvPM). 

Los Bosques siempre verdes Pie Montanos se encuentran a ambos lados de la cordillera de los Andes, desde los 300 msnm en la vertiente occidental  y los 600 msnm en la vertiente oriental.

328.png

Los bosques siempre verdes amazónicos son altamente  heterogéneos y diversos, con un dosel que alcanza los 30 m de altura y árboles emergentes que superan los 40 m o más de altura. Son los llamados bosques de tierra firme que cubren la mayor parte de las  tierras bajas amazónicas. Se incluye los bosques sobre  suelos relativamente planos de  origen aluvial o coluvial. Allí, gran parte de vegetación natural ha sido talada  quedando pocos relictos de bosques naturales.

ASPECTOS ECOLÓGICOS Y VALOR DE LA ZONA.-

Los hábitats naturales aún no alterados, los elementos y procesos del ecosistema tropical se hallan en equilibrio. En ambientes modificados como en el caso de parte de la parroquia, los componentes ecológicos se han modificado, los animales presentes en los bosques alterados pueden categorizarse como los más comunes y tolerantes.

El bosque en mejor estado aparenta tener mejores condiciones para la vida animal y los procesos ecológicos se encuentran en mejores condiciones.

En estos hábitats alterados también proliferan algunas especies (como los roedores) que incrementan sus poblaciones porque los predadores han sido exterminados o sus poblaciones reducidas drásticamente.

En las áreas alteradas el valor biológico es mediano o pequeño. El área de la reserva forestal es actualmente refugio de la vida silvestre y el valor biológico natural es grande, comparable a cualquier otro bosque amazónico.

329.png

 

ESTADO DE CONSERVACIÓN.- 

Un ecosistema se halla integrado por factores bióticos y abióticos muy relacionados entre sí, por lo que cualquier perturbación y cambio de sus elementos influyen directa o indirectamente en la vida y estabilidad  de las especies. El estado en que se hallan las poblaciones de mamíferos es un indicador del estado de conservación del bosque; no es posible cuantificar su impacto en las poblaciones animales, debido a que no existe ningún estudio previo sobre la situación inicial del ambiente. 

330.png

ECOSISTEMAS ACUATICOS.-

Debido a las alteraciones del bosque adyacente a los cursos de agua y a la intensidad de la pesca practicada por los colonos en tiempos pasados, el número de especies que habitan en el área es bajo. Poblaciones en mejor estado y una mayor biodiversidad de especies se encuentra en los esteros y ríos cercanos a los bosques del sector.

331.png

-fauna.

FAUNA SILVESTRE.-

La biodiversidad del ecosistema Amazónica es evidente, en donde probablemente existen unas 25.000 especies vegetales, la mayor parte aún no conocidas. Entre los vertebrados habitan en la zona el 50% de las especies de todo el país y en el caso de los peces, este número asciende a un 70%. Esta alta riqueza es consecuencia de varios factores entre los que se destacan la ubicación geográfica, la historia geológica y la presencia de una variedad enorme de hábitats.

Desde el punto de vista biogeográfico la cuenca del Napo es considerada parte del refugio del pleistoceno del mismo nombre, área que en épocas pasadas fue un centro de endemismo y especiación de la vida silvestre.

332.png

FAUNA REPRESENTATIVA.

En los bosques de reserva y los remanentes naturales se refugian un gran número de especies que se señalan a continuación:

ANFIBIOS.-En este tipo de áreas son comunes los grandes sapos,  las ranas verdes o hílidos, Bifurca, también las ranas venenosas.

333.png

 

REPTILES.-Entre los reptiles comunes tenemos a las lagartijas de los géneros Enyaliodes, Ameiba. Las boas, las víboras equis, también habitan las tortugas de tierra o motelos. En los esteros y ríos se encuentran las charapas  y caimanes blancos que llegan a algo más de 1 metro de longitud

334.png

AVES.-En la zona se calcula habiten por lo menos unas 50 especies; la mayor parte son propias de bosques secundarios y zonas alteradas. Entre las especies que actualmente habitan el área de bosque natural están unas pocas aves grandes, entre las que se destacan: gavilanes, gallinazos, tucanes, loros, papagayos, guacamayos. Los más abundantes son los paseriformes representados por los tiránidos, ictéridos, trepadores, los hormigueros, las sigchas y semilleros. Las aves grandes como pavas, perdices, guacamayos, garzas, águilas, etc., habitan el bosque de reserva

335.png

Pobladores locales, relatan la existencia de algunas especies de fauna representativa de las zonas, esto a pesar de que muchas de ellas no es fácil su localización, pues los procesos de deforestación simplemente han obligado a que se refugien en bosques distantes de los centros poblados.

Dos grupos de vertebrados son los más importantes que sobresalen en los registros de estudios efectuados en estas regiones: grupos de aves y de mamíferos.

336.png

 

MAMÍFEROS.-En los bosques siempre verdes existen registros de diferentes especies de mamíferos, sin embargo en las zonas localizadas en la jurisdicción cantonal de Francisco de Orellana, han disminuido de manera acelerada debido a la permanente alteración de los bosques por la extracción maderera y la cacería local.

Los grupos de mamíferos con el mayor número de especies son los quirópteros y roedores; una mayor cantidad de mamíferos habitan el bosque de reserva, calculándose unas 80 especies en total.

Las especies más comunes son: Artibeus jamaicensis, Alitur atusu, Artibeus fuliginosus, Sturnira lilium, Rhinophilla pumilio, Carollia perspicillata spp y Uroderma bilobatum. Entre los dentados están los armadillos pequeños o cachicambos (Dasypus novencinctus).

Entre los primates que sobreviven en el área están los chichicos (Cebuella pigmaea y Saquinus nigricollis) y el barizo (Saimirí Sciurus), el songo songo ((Callicebus Moloch), los (Cebús albifrons) y posiblemente algunos grupos de monos aulladores.

337.png

MAMÍFEROS.-En los bosques siempre verdes existen registros de diferentes especies de mamíferos, sin embargo en las zonas localizadas en la jurisdicción cantonal de Francisco de Orellana, han disminuido de manera acelerada debido a la permanente alteración de los bosques por la extracción maderera y la cacería local.

Los grupos de mamíferos con el mayor número de especies son los quirópteros y roedores; una mayor cantidad de mamíferos habitan el bosque de reserva, calculándose unas 80 especies en total.

Las especies más comunes son: Artibeus jamaicensis, Alitur atusu, Artibeus fuliginosus, Sturnira lilium, Rhinophilla pumilio, Carollia perspicillata spp y Uroderma bilobatum. Entre los dentados están los armadillos pequeños o cachicambos (Dasypus novencinctus).

Entre los primates que sobreviven en el área están los chichicos (Cebuella pigmaea y Saquinus nigricollis) y el barizo (Saimirí Sciurus), el songo songo ((Callicebus Moloch), los (Cebús albifrons) y posiblemente algunos grupos de monos aulladores.

338.png

Entre los carnívoros se encuentran los tejones, cusumbos, cuchuchos, unas tres especies de tigrillos, nutrias chicas y una especie de perro silvestre (Atelocynus microtis); los pumas y jaguares ya no existen en la zona.

339.png

Los roedores, son comunes en las áreas alteradas, los principales: las Guatusas (Dasyprocta fuliginosa), las Guantas (Agouti paca) y los Guatines (Myoprocta acouchy).  Otros roedores de costumbres diurnas son las ardillas. 

340.png

Entre los cricetinos son comunes los ratones del género Oryzomys. También habitan las Capibaras (Hidrochaeris Hidrochaeris); las ratas espinosas (Proechimys semispinosus) son comunes en los bosques, pero principalmente en las zonas cultivadas.

 

341.png

Dentro del grupo de los artiodáctilos habitan los Pecaríes de collar (Tayassu taiacu) y los venados (Mazama).

Las guantas, guatusas, sahínos, venados, son especies que fueron altamente comercializadas en los centros poblados, debido a las nuevas ordenanzas que de manera directa impiden la depredación de estas especies, por lo que las poblaciones silvestres se hallan muy disminuidas. Algunas especies de mamíferos registrados en la zona son los siguientes:

342.png

ESPECIES ENDÉMICAS.- El conocimiento de la distribución de las especies consideradas endémicas del país es aún insuficiente para afirmar la presencia de qué tipos de especies son endémicas de la zona; es probable que algunos roedores y el parahuaco (Pithecia aequatorianus) habite el bosque de reserva.

ESPECIES EN PELIGRO DE EXTINCIÓN.-Probablemente en el área habiten solo tres o cuatro especies consideradas por el CITES (Convention International Trade for Endangered Species, 1992), dentro del apéndice  en donde se hallan las especies enmarcadas con la extinción; estas especies son el armadillo gigante, las nutrias pequeñas y tres especies de tigrillos.

343.png

El armadillo gigante (Priodontes maximus) es tan singular por su descomunal tamaño y por ser endémico de Sudamérica; es fácilmente capturado en el bosque o en su refugio que son unos túneles construidos en el suelo.

344.png

0082696
2000
82696